Destrozos en Badolatosa y La Roda por la tormenta que cayó ayer tarde

Avenida de Cuba de Badolatosa, ayer tarde. Foto: vecina de la localidad.

En la tarde de ayer miércoles se registró una tormenta en la Sierra Sur de Sevilla que no afectó a todos los municipios pero que ha provocado grandes destrozos en aquellos pueblos en los que descargó, como fue el caso de Badolatosa o La Roda de Andalucía, donde chimeneas, muros, árboles, canalizaciones o parte del olivar se han visto afectados por esta tromba de agua.

Cementerio de La Roda de Andalucía tras el paso de la tormenta. Foto: Facebook de Pepi Valverde, alcaldesa.

En la localidad rodense se evalúan daños hoy. Parques y jardines, calles e incluso el cementerio, como puede verse en las imágenes, son algunas de las localizaciones con las que se cebó la tormenta de viento y granizo. La tromba de agua duró media hora pero fue suficiente para causar numerosos destrozos. En Badolatosa, la canalización del arroyo o la fuente de la Molina son algunas de las zonas más afectadas.

Más de diez incidencias registradas en la Sierra Sur por la tormenta de anoche

Impresionante vista del paso del Arco de la Pastora de Osuna, inundado, tras la tromba de agua de anoche. Foto: redes sociales.

Impresionante vista del paso del Arco de la Pastora de Osuna, inundado, tras la tromba de agua de anoche. Foto: redes sociales.

La agencia de noticias Europa Press ha informado que «durante la madrugada de este domingo, la Sierra Sur sevillana ha sido la más afectada por las precipitaciones, con unas diez incidencias registradas por el servicio de emergencias 112 a cuenta de la lluvia en Estepa, El Saucejo, Marinaleda, y El Rubio», a causa de la tormenta que desde por la tarde se venía produciendo en la zona más próxima a la comarca de Écija -Marinaleda o El Rubio- y que a partir de las 12 de la noche descargó con gran intensidad en pueblos como Estepa, Osuna o Casariche.

El Digital de la Sierra Sur ha hablado con vecinos de Osuna residentes en calles como Antequera o en la barriada de Fátima, o en las inmediaciones del Arco de la Pastora, vecinos consultados a los que, en todos los casos, les entró agua en sus viviendas dada la fuerza con la que descargó la tormenta en la comarca, y que se vieron obligados a achicar agua de salones, cocinas o despensas en torno a la medianoche. También algunos comercios se han visto afectados. Sigue leyendo